Biofilm oral

 

Dentro del complejo y variado microbioma oral, las bacterias de la saliva pueden considerarse como bacterias planctónicas (suspendidas en un líquido), mientras que las bacterias que se encuentran adheridas a superficies (piezas dentales, prótesis, implantes) forman el conocido biofilm oral o placa dental.

El biofilm oral es el principal principal agente etiológico de la caries y de las enfermedades periodontales y periimplantarias.

El biofilm forma una estructura muy compleja en la residen múltiples especies bacterianas en una matriz de exopolisacáridos, ácidos nucleicos y proteínas en la que también pueden aparecer sales minerales y otros componentes. Dentro del biofilm puede observarse diversos microambientes en cuanto al contenido de nutrientes, concentración de O2 y CO2, pH, etc. Los biofilms, a escala microscópica, presentan un aspecto de seta o torre en las que viven las distintas comunidades bacterianas separadas entre sí por microcanales de agua y espacios vacíos.  Los canales permiten el flujo de líquido y transportan nutrientes, oxígeno y deshechos metabólicos, actuando como una especie de sistema circulatorio.

Cuando las bacterias crecen formado un biofilm muestran características diferentes a las que tienen cuando crecen en forma planctónica. Las bacterias que crecen en los biofilms son más resistentes a las defensas del huésped, al estrés ambiental y, sobre todo a los antimicrobianos. Esta mayor resitencia a los antimicrobianos puede llegar a mantenerse incluso cuando las bacterias se desprenden del biofilm.

Dentro del biofilm, las bacterias tienen la capacidad para comunicarse entre ellas mediante señales químicas o a tarvés de la transferencia de material genético, por mecanismos como la conjugación, la transformación y la transferencia de plásmidos o transposones.

La capacidad comunicativa de las bacterias mediante señales químicas les permite regular la expresión de ciertos genes, este mecanismo se conoce como Quorum Sensing y es dependiente de la densidad bacteriana. El Quorum Sensing es responsable de proporcionar a los biofilms algunas de sus propiedades características, como la producción de factores de virulencia, la estructura del propio biofilm y la resistencia frente a los antimicrobianos. Por ejemplo, puede promover la expresión de genes de resistencia a un determinado antibiótico a partir de cierta densidad celular.

En condiciones desfavorables, el biofilm puede involucionar a estadios anteriores, pero generalmente se mantiene unido a la superficie, pudiendo volver a desarrollarse cuando las condiciones mejoran.

El conocimiento del proceso de desarrollo, la estructura y el funcionamiento de los biofilms bucodentales, especialmente el periodontal y periimplantario, nos ayuda a enfocar mejor los tratamientos y la prevención. La gran resistencia que posee un biofilm explica la importancia de la desorganización mecánica de esta estructura antes de la indicación indiscriminada de antibióticos para el tratamiento de estas patologías.

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS

PRUEBA GRATIS