Aggregatibacter actinomycetemcomitans

Aggregatibacter actinomycetemcomitans (A. actinomycetemcomitans), antes conocida como Actinobacillus actinomycetemcomitans, es una bacteria fuertemente asociada a la enfermedad periodontal agresiva y la periodontitis juvenil.

Es un bacilo gram-negativo, con bordes redondeados, no móvil y anaerobio facultativo, que presenta una gran diversidad genética. En función de las proteínas de su membrana genera diferentes respuestas de anticuerpos que permiten su clasificación en seis serotipos (de la “a” a la “f”). Esta variabilidad genética ha sido asociada a diferentes niveles de virulencia. La mayoría de las personas tienen único serotipo que permanece estable durante años. De manera ocasional, pueden aparecer en un mismo paciente dos o tres serotipos.

A. actinomycetemcomitans se considera un colonizador temprano en el proceso de la enfermedad periodontal. Al ser anaerobio facultativo, puede resistir el oxígeno y el peróxido de hidrógeno y colonizar nuevos nichos, siendo posteriormente reemplazada por otras bacterias anaerobios estrictas en las bolsas periodontales profundas.

La presencia A. actinomycetemcomitans es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedad periodontal agresiva. Además, estas bacterias son transmisibles entre miembros de una pareja por saliva y mucosas.

Su gran patogenicidad se debe fundamentalmente a su capacidad de invasión tisular y la producción de diversas toxinas. Además, A. actinomycetemcomitans puede inhibir las defensas de la mucosa del huésped favoreciendo el crecimiento de otros patógenos y generando una disbiosis local que aumenta la susceptibilidad a la infección.

Algunos de los factores de virulencia de A. actinomycetemcomitans son:

  • La presencia de fimbrias y adhesinas en la membrana de las bacterias, que facilitan la adhesión a las células, a otras bacterias y a la saliva, aumentando su capacidad de invasión tisular.
  • Leucotoxinas citotóxicas para leucocitos y macrófagos y endotoxinas que participan en procesos de reabsorción ósea y actúan como mediadores de inflamación.
  • Toxina Distensora del Citoesqueleto (CDT), una exotoxina con capacidad para bloquear el crecimiento de las células, alterar su morfología y producir su muerte.
  • Capacidad para inhibir síntesis de inmunoglobulinas IgG, IgM por parte de los linfocitos B y para activar a los linfocitos T supresores.

Al igual que otras bacterias orales A. actinomycetemcomitans puede translocarse a nivel sistémico y se ha asociado a diversas patologías extraorales como las enfermedades cardiovasculares, la endocarditis, la enfermedad de Alzheimer, la artritis reumatoide y las infecciones pulmonares.

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS

PRUEBA GRATIS