Información a dentistas

Periodontitis

La periodontitis, inflamación del periodonto, se origina a partir de una infección por bacterias periodontopatógenas que son capaces de activar la respuesta inmune del paciente y, como consecuencia, desarrollar un proceso inflamatorio alrededor de la zona de inserción del diente.

Se han descrito muchos factores que determinan la aparición y evolución de la enfermedad periodontal. Hay factores sobre los que podemos actuar de forma directa: factores comportamentales (higiene, estrés, tabaquismo), enfermedades sistémicas, y cantidad y tipo de bacterias, etc. y factores sobre los que no podemos actuar, principalmente, el perfil genético del paciente. Conocer y manejar con éxito estos factores puede determinar el éxito del tratamiento periodontal y su pronóstico.

Para poder llevar a la consulta odontológica los principios de la medicina preventiva y de la práctica clínica personalizada es necesario conocer las bacterias periodontopatógenas causantes de la enfermedad periodontal y la predisposición genética del paciente a desarrollar las formas más severas de esta patología.

PERIO – Combinado – Detección + Genética

Ver estudio

Peri-implantitis

La implantología dental es una rama odontológica en constante evolución. Uno de sus mayores retos es minimizar la pérdida del implante a corto y a largo plazo.

En la periimplantitis, la inflamación de la mucosa que rodea al implante puede generar la pérdida del mismo. Es causada por la colonización de la mucosa que rodea al implante por bacterias patógenas que activan la respuesta inmune. La periimplantitis en general progresa de forma mucho más rápida que la periodontitis lo que hace fundamental un diagnóstico precoz y una actuación temprana y eficaz.

Determinar las especies bacterianas causantes de la infección ayuda al diagnóstico y determina la optimización del tratamiento. También conocer la predisposición genética del paciente a padecer enfermedad periodontal permitirá al odontólogo determinar la frecuencia de las revisiones y mejorar la calidad de su servicio.

Halitosis

El mal aliento es uno de los principales problemas orales al que se enfrentan muchas personas. El 90% de los casos de halitosis son de origen bucal y aproximadamente el 60% de ellos están vinculados a enfermedades periodontales. La mayoría de las halitosis de origen oral son causadas por bacterias anaerobias gram negativas que se acumulan en el dorso posterior de la lengua. Estas bacterias producen compuestos volátiles de sulfuro que dan lugar al mal aliento, principalmente sulfuro de hidrógeno (H2S), producido por multitud de especies bacterianas, y mercaptano de metilo (CH3SH), mucho más tóxico que el anterior y producido principalmente por Porphyromonas gingivalis y Tannerella forsythia.

Determinar el tipo de bacterias presentes en la cavidad oral permite confirmar o descartar el origen oral de la enfermedad y mejorar el consejo facultativo sobre el tratamiento a seguir.

HALITOSIS – Detección

Ver estudio

Lesiones Orales

Las lesiones de la mucosa oral constituyen un grupo muy heterogéneo de alteraciones.

Es muy importante realizar un diagnóstico diferencial para determinar el grado de benignidad o malignidad de la lesión, el pronóstico de la misma, y el tratamiento a seguir.

Cuando el examen clínico no es concluyente, se recomienda realizar un estudio histopatológico de la lesión para completar el diagnóstico.

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS

PRUEBA GRATIS