Contacte con nosotros:

+34 91 550 07 07

Por qué nosotros:

Con unas sencillas pruebas, podemos determinar cuál es el origen y la solución a sus problemas periodontales.

Información sobre Antisépticos

El tratamiento no quirúrgico de alisado y pulido radicular no puede asegurar la eliminación de las bacterias periodontales en sitios de profundidad mayor de 5 mm, por lo que es necesario emplear otras estrategias antimicrobianas o un acceso quirúrgico para corregir esas lesiones periodontales.

Para que un agente farmacológico sea eficaz debe acceder a toda la bolsa periodontal y debe mantenerse el tiempo suficiente a una concentración suficiente para que realice su función.

Los patógenos periodontales en el área subgingival se asocian en biofilms, esto impide que difundan y les da la posibilidad de inactivar a los agentes antimicrobianos.

CLORHEXIDINA: agente antimicrobioano de amplio espectro: gram positivos y negativos, levaduras, dermatofitos y algunos virus lipofílicos. Daña la membrana celular de los microorganismos ya que es una molécula catiónica que es atrapada por los aniones de la membrana celular de las bacterias, se adsorbe y altera la integridad de la membrana.
Tiene la ventaja de que se puede adherir a los tejidos intraorales y sólidos, por lo que permanece más tiempo en el área supragingival.

PORPHYROMONAS GINGIVALIS: libera unas vesículas que se unen a la clorhexidina y la inactivan.

POVIDONA IODADA: actúa frente a gram positivos y negativos, hongos, mycobacterias, virus y protozoos. Mata a las bacterias por contacto, requiere un menor tiempo de exposición que los antibióticos que dañan la maquinaria de síntesis de proteínas y tiene un potencial muy bajo para desarrollar resistencias y reacciones adversas. No es efectivo en una sola aplicación, pero sí tras repetidas irrigaciones subgingivales en cortos periodos de tiempo siempre que vaya acompañando al raspado y alisado radicular.

Artículos de Interés